Llama Francisco a obispos a no resignarse ante el narcotráfico y la violencia


Sin título

AGENCIAS

El Papa Francisco pidió no caer en la tentación de la resignación, especialmente en ambientes de corrupción, tráfico de drogas y violencia.

Durante una misa que ofició ante sacerdotes, seminaristas y monjas en el estadio “Venustiano Carranza” de Morelia, Michoacán, exigió a sus sacerdotes no ser funcionarios de la fe y caer en la tentación de la resignación.

“Frente a esta realidad nos puede ganar una de las armas preferidas del demonio, la resignación”, advirtió.

Cabe destacar que en su primer acto en Morelia, el Papa Francisco exaltó la figura del “Tata” Vasco de Quiroga, misionero y defensor de los indígenas, que fue ordenado sacerdote y de inmediato se convirtió en el primer obispo de Michoacán.

Llamó a cultivar la memoria para no caer en la tentación de resignarse ante un ambiente de violencia, narcotráfico y nulo respeto a la vida humana.

Frente a 20 mil personas que, se estima asistieron a la ceremonia religiosa, instó a la humildad y recomendó mirar “la madera” de la cual todos han sido hechos, porque no todo comenzó con uno ni terminará con uno, por eso hace bien recuperar la historia.

El Papa Francisco depositó un ramo de flores ante la imagen de la Virgen de la Salud y otro ante las reliquias de dos niños, tras lo cual dirigió un breve mensaje a los 600 infantes reunidos en la Catedral de Morelia.

Más tarde, en el estadio “José María Morelos y Pavón Francisco”, afirmó a miles de jóvenes de diversas partes de México que Jesús “nunca invitaría a ser sicarios”, porque él quiere discípulos, jamás mandaría a sus hijos a la muerte, porque “todo en él es una invitación a la vida” en familia, en comunidad, a favor de la sociedad”.